• Mario

12. Si el amigo del amigo de un amigo sube de peso, tú también lo harás.

Actualizado: jun 30

El tema de las redes sociales es algo importantísimo para analizar todo lo que ocurre en la sociedad a mi parecer. No me refiero a Facebook, Twitter o cosas como estas, me refiero a aquella en la que habitamos en nuestro día a día. A ver, mira la siguiente imagen, es una red social sobre la comunicación entre los productos producidos en Chile según la información que se puede extraer de DataChile.

Siento no tener una red social más relacionada a lo que nos convoca aquí, pero sí puedo decir es una imagen que representa lo que quiero decir.

Como sea, la sociedad puede considerarse, en términos estructurales, como una interconexión de distintas redes sociales, partiendo por las redes institucionales, privadas (como la de la imagen), de salud, educacionales y la social que, entre muchas otras más, es la que nos interesa. Esta forma de pensarla es interesantísima, sobre todo cuando hallamos estudios sobre cómo funciona.

¿Han escuchado sobre la teoría de los seis grados? Si no, pues es una idea que deviene de uno de los múltiples experimentos de Stanley Milgran (1933-1984), un famoso psicólogo de Hardvard y dice que, dada la red comunicacional actual, tú puedes alcanzar a cualquier persona del mundo en aproximadamente 6 conexiones, es decir, cualquier persona es tu "amigo del amigo del amigo del amigo del amigo del amigo". Y eso no es nada, pues actualmente, gracias a Facebook, ese número se reduce en más del 90% de los casos a 5.


Pero basta de introducción, que no quiero extenderme tanto. Actualmente hay una gran cantidad de estudios que hablan sobre las relaciones de influencia que yacen en la red social. Para hablar al respecto, mayoritariamente he usado el libro "Connected: The Surprising Power of Our Social Networks and How They Shape Our Lives" por Nicholas Christakis. Este termina su introducción con una frase que me encantó: "Para saber quiénes somos, debemos comprender cómo estamos conectados". Es un libro super entretenido de leer y es una buena forma de introducir a la ciencia de la comunicación. De verdad que es recomendable.


Básicamente, la idea es que nuestra forma de percibir y actuar en la realidad está determinada por nuestras relaciones, lo cual es apoyado por otras áreas de la ciencia social además de la comunicación. Por mencionar algunos, hay ciertos psicólogos, como Lev Vygotsky, un ruso de principios del siglo XX que se dedicó a pensar sobre el lenguaje, cultura, aprendizaje y cognición, que plantean la dificultad de explicar la cognición sin entender el contexto cultural, el cual se construía sobre las relaciones entre los individuos. Otras ideas desde la psicología social como el construccionismo, impulsado por Kenneth Gergen, quien sigue vivo actualmente residiendo en Canadá, plantean que nuestra percepción de la realidad es co-construida en la comunicación, la cual crea o modifica los simbolismos con los que interactuamos. Estos símbolos, dicho sea de paso, son lo que ya comenté una vez con las vaquitas, por si quieres echarle un ojo. Y, como último ejemplo, nombro el sociocognitivismo, una rama de la misma psicología que trabaja bajo el supuesto que estímulos sociales del entorno modifican nuestros procesos intelectivos de la interiorización de la realidad.

Así, la idea de que el "amigo del amigo del yunsinfindeamigos..." comienza a tener sentido. De pronto, la sociedad se vuelve compleja e interdependiente de cada uno que convive en ella.

gif

Volviendo al libro, ese fenómeno que le corresponde al "amigo del amigo…" se llama difusión hiperdiádica y puede ser definida como "la tendencia de los efectos de pasar de persona en persona más allá de los vínculos sociales directos de un individuo".


Esos efectos pueden ser conductuales, podemos ver en diferentes tipos de relaciones. Por ejemplo, se produce una alimentación mecánica en la medida de que la gente pareciera imitar a desconocidos que se atiborran con comida cuando se les expone a ellos. Aún más, cuando vemos la estructura de la red social de obesos, si asumimos que ocurre lo mismo que en el análisis de Nicholas sobre los datos recolectados desde los estudios cardiológicos de Framingham (página 119 hasta 125), vemos que habrá una tendencia de ver la red dividida entre personas con sobre peso y las delgadas. Esto se determina, en parte, por lo que denominan la regla de los tres grados, la cual indica que un sin número de fenómenos y comportamientos, incluyendo las conductas de comida, influyen, en promedio, hasta el "amigo del amigo tuyo", casi como una ola expansiva que no tiene centro en la medida que todos son participantes de la conducta.


Aparentemente, quizás todo lo que ocurre con esa influencia puede deberse a la imitación, ese estilo de aprendizaje inquietantemente natural y típico de ver. En el estudio podemos ver que ocurre en todo nivel: aroursal emocional, felicidad, amor, solidaridad, ¡De todo!

Sin embargo, la obesidad también se contagiaba a la distancia y, si es así, entonces la imitación ahí no tiene una implicación. Ahí es cuando vemos que las representaciones y cómo definimos la realidad adquiere forma. Resulta ser que, si actuamos en relación con nuestras concepciones, por ejemplo, un peso aceptable y esta se redefine al ver una sola vez a este sujeto que vive distante, entonces el hábito alimenticio que estaba determinado por nuestra definición de aquel peso aceptable cambia y, por lo tanto, también nuestro peso ¿Les recuerda a Vygotsky o a Kenneth? Con ello podemos pensar que, ahora, la conducta no es lo único que se traspasa sino también las ideas que la determinan, lo cual permite influir en el amigo del amigo tuyo sin que el amigo tuyo se vea afectado en términos conductuales. En el libro, aparece el siguiente ejemplo.


"Amy tiene una amiga, Maria, que a su vez tiene otra amiga, Heather. Amy y Heather no se conocen. Heather deja de hacer ejercicio y engorda. Puesto que María aprecia a Heather, su opinion de lo que significa engordad cambia y llega a pensar que estar gorda no es tan malo. No obstante, María no modifica su conducta. Sin embargo, cuando Amy interrumpe su plan para estar en forma, es menos probable que María la presione para que no lo abandone. Aunque sus hábitos no hayan cambiada al respecto, María sí ha cambiado la idea de acerca de lo que se supone engordad, y Amy, se ve afectada por ese cambio. Es decir, la conducta de Heather puede influir en Amy, aunque la conducta de María no cambie"


Pareciera ser que, finalmente, se dice que los medios de comunicación influyen en nosotros, pero, en realidad, los datos muestran que nos comportamos mayoritariamente por quienes nos rodea ¿Hasta qué punto los famosos, entonces, nos afecta? Sin duda, sí nos afectan en alguna medida, pero, quizás, dependiente de lo que permita nuestra red social (nuevamente, no la de Facebook, si no la de la vida real).


Así, cuando pensemos en hacer algunos cambios, no únicamente debería ser un compromiso individual, nuestras amistades y relaciones también deben cooperar para hacernos la vida más fácil. Es buscar su solidaridad.


gif

En fin, espero que les haya abierto una nueva forma de ver sus vidas. Hay una serie de fenómenos que se podrían hablar. Sin embargo, van para un nuevo post.


Ps. Lamento la distancia entre este post y el último, estuve muy ocupado!

2 vistas0 comentarios