• Mario

02. Percepción I: ¿Qué es lo que se percibe?

Actualizado: jun 29

Es muy común ver en internet y escuchar en el día a día frases como "Nadie tiene la razón" o "Nadie es dueño de la verdad", así como también imágenes como la que muestro a continuación.

No entraré mucho a detallar, criticar -que tienen mucho material para hacerlo, por cierto- o defender esos dichos pues en el desarrollo de la percepción que realizaré a lo largo de las publicaciones quedará implícito. Sí puedo decir que la realidad, entendida como todo aquello aparecido a la consciencia del sujeto, es mucho más compleja que esa dicotomía entre lo que es verdad y lo que no. Para el sujeto todo lo que cree es verdad a menos que se mienta a sí mismo, lo que significaría que en algún grado el sujeto sabe que es mentira, lo que sería una verdad al decir "esto es mentira".

Si es así, entonces la realidad se compone de todo aquello que percibimos en tanto que es el mecanismo por medio del cual detectamos e interactuamos con el mundo, entendido con todo aquello que trasciende la realidad y engloba todo lo existente más allá del sujeto. En ese caso, esa 'verdad' en la realidad del sujeto deja de serlo en el mundo solo de forma parcial al entender que la realidad del sujeto es parte integral de él. Así, aquello que se enjuicia como verdad o mentira, en el mundo tiene ambas cualidades en un nivel de análisis psicológico. Cuando avanzamos al nivel de análisis material, es decir, aquello que es independiente de la consciencia del sujeto, las cosas cambian, adentrándonos al problema que trabajaremos en esta entrega: lo poco fiable de nuestra percepción como método de exploración e interpretación del mundo. Volviendo a la imagen, cada sujeto señala lo que percibe desde su realidad y sin embargo no representan por completo el fenómeno que es un objeto con su propia 'verdad', imposible de alcanzar en tanto que son agentes ajenos a él.

Ninguno tiene la razón, pero ambos tienen la razón a la vez y solo hay una verdad alejada de lo que nosotros somos capaces de percibir.


... ¡Siento el enredo! Pero, vamos, entre que es un tema enredado en sí mismo y recién empiezo en este mundo, ¡Tengan paciencia!




Ahora bien, es una tarea dificilísima pues la percepción es quizás uno de los procesos psicofisiológicos más complejos y, a su vez, uno de los pilares fundamentales del funcionamiento psíquico y, por extensión, de los procesos sociales. Por eso, las primeras entregas trabajarán con este concepto pues todas las demás de alguna u otra manera remitirán a él.


Para eso, sin embargo, nos detendremos por el momento en algo más fundamental aún, el mundo, es decir, aquello que vamos a percibir.


Comencemos.


Quizás hay algo que haya llamado la atención. Los niveles de análisis que mencioné, pero ¿Qué son? En palabras simples, son aspectos del objeto o fenómeno a analizar según un marco teórico determinado. Se resume muy bien cuando escuchas en una conversación la frase "desde el punto de vista de...". Bien, ya he mencionado el nivel de análisis psicológico y el material, este último derivado de la filosofía natural. El mismo objeto tiene también un nivel semiótico, histórico, social, económico, etcétera. A lo que voy, el objeto posee, para nosotros individuos complejos, una infinidad de información que nosotros tenemos que interpretar de forma más o menos consciente.

Por poner un ejemplo, supongamos que vas a cenar a la casa de tu novio/a para conocer a sus padres. Lo primero que debes percibir es el nivel de análisis material, ir a conocer a sus padres en una cena en la casa de tu novio/a. Desde un nivel de análisis psicológico, debes percibir las sensaciones y emociones que eso te produce, así como también las de tu novio/a e inferir las de los padres para actuar en consecuencia. Desde un nivel social debes entender que eso significaría comportarse de tal o cual forma, vestirse de una determinada manera y omitir ciertos temas particulares de conversación. A nivel económico debes entender qué se puede obtener para la cena según los recursos que se tienen para no aspirar o exigir de más. En un nivel histórico se puede extraer el tipo de ritos que son consecuentes con el contexto histórico en que ocurre pues no es lo mismo una cena victoriana que una de nuestros tiempos. Claro, este último punto es completamente innecesario analizar si vas a la cena, pero no excluye la posibilidad de extraer esa información. Sí, el fenómeno tiene una infinidad de niveles de análisis, pero no todos son necesarios para detenerse a analizar según la necesidad que tengamos en el momento.

Además, puede pensarse que todos los niveles de análisis tienen una interconexión, entendiendo que lo social interviene en los psicológico y en lo moral, lo social en lo histórico y lo histórico en lo económico, por poner un ejemplo. Por lo tanto, esa división es teóricamente algo plausible pero no es algo visible de forma sencilla en el día a día.

Así, cada sujeto le puede prestar más atención a cada uno de los niveles de análisis de un fenómeno. Por ejemplo, el analista político Alex Kaiser cree que el Banco Central de Chile debe estar separado del estado, desde un nivel económico pensando que así se evita que el gobierno de turno utilice sus recursos para financiar políticas demagógicas o populistas, protegiendo al país de la inestabilidad económica. Por otro lado, el abogado Fernando Atria plantea que el Banco Centrar debe estar adherido al estado desde un nivel político debido a que argumenta que tiene injerencias directas en la política pública cuando se pronuncia como actor y agente político frente a la contingencia nacional, por lo que su adhesión, en esos términos, tiene un tinte moral. Como ven, ambos tienen conclusiones distintas de un mismo objeto a analizar, únicamente porque trabajan un nivel de análisis distinto al otro.

Dejando de lado los niveles de análisis, los objetos tienen diferentes 'niveles de estructuración', es decir, tienen un cierto grado de claridad respecto al mensaje que quieren entregar. Tal como cuando tienes que entrecerrar los ojos y luego imaginar algo más de lo que realmente hay para lograr ver una imagen en una pintura abstracta, lo mismo ocurre con las cosas que percibimos en el día a día. Claro, una taza de café es simplemente una taza de café, pero eso se transforma cuando esa taza de café se ubica en un escritorio desordenado, lleno de papeles en la oficina de un ejecutivo. De pronto, una taza de café significa trabajo duro ¿No? Pues, eso, cada nivel de análisis, dependiendo del contexto, tiene diferente nivel de estructuración.

En general, siempre será lo relacionado al nivel de análisis social aquello que sea más inestructurado pues no tiene una base material, parecido a ese "mmmh, siento una tensión en el aire" que implica imaginación para descifrar o interpretar. Por el contrario, nadie negará que aquel café que comenté anteriormente es café y no una cerveza, aun cuando es lo que más quisiera. El nivel de análisis material siempre tenderá a ser lo más estructurado. Y esa diferencia es una dificultad pues muchas veces aquello importante está en lo inestructurado, por lo que nos obliga a imaginar. Y es ahí donde dejamos de ver el fenómeno en sí mismo y le agregamos lo que suponemos que es mas no lo que es.

Como sea, el mundo es mucho más complejo de lo que aparenta y no podemos dar por sentadas las cosas tal como las vemos. Haciendo una revisión de lo que he escrito aquí, podemos estar seguros de dudar pues i) Nuestra percepción es poco fiable, ii) un fenómeno tiene más información de la que podemos percibir, iii) un fenómeno tiene muchos niveles de análisis para tener en consideración, más de los que creemos que valen la pena, iv) los fenómenos tienen distintos niveles de estructuración, haciéndolos difíciles de interpretar por lo que v) es difícil separar lo que es y lo que no es propio del fenómeno, que es lo que trataremos en la siguiente entrega. Prometo no ser tan enredado como en esta oportunidad... quizás sólo un poco.

Por último y para tranquilidad de todos, no es que tengamos que estar atentos a todo esto para sobrevivir, tenemos dos armas a favor llamadas socialización y atención selectiva para hacernos la vida más fácil. Pero ya hablaremos de eso, cuando terminemos con percepción.

38 vistas0 comentarios